Las biografías de Katia Schkolnik

Por siglos, la sabiduría, las historias y las tradiciones han pasado de generación en generación…
Desafortunadamente, las nuevas generaciones no tienen mucho interés en su historia familiar. ¿Qué pasará con estos jóvenes que mañana serán adultos con hijos y te hablarán de cosas materiales pero su corazón quedará vacío?
Veo familias en la que los abuelos han muerto, y con ellos se han ido los secretos, las memorias, la belleza del pasado, de sus olores y costumbres. Los padres no saben contar historias, no quieren perder tiempo en rememorar su pasado, no quieren molestar a sus hijos con cosas que ya sucedieron, desafortunadamente, están invitando al olvido a vivir en sus hogares…
Estos padres olvidan y hacen creer a sus hijos que está bien olvidar, y entonces las tradiciones se pierden, las comidas y los olores desaparecen, las fechas importantes y los logros que con tanto esfuerzo llegaron a obtener, quedan olvidados por siempre.
La ignorancia y la indiferencia en lo realmente importante se vuelven parte de su vida. Las cosas materiales, el no pensar, no observar, no detenerse a escuchar, es ahora una prioridad.
A mi… me da tristeza la gente sin historia, es gente fría sin tradiciones, sin sensibilidad ni memoria. Si ellos han dejado morir el recuerdo de sus padres, no podrán esperar que sus hijos los recuerden tampoco a ellos, y para sus nietos serán solo un vago recuerdo, y ellos un día serán fantasmas sin vida ni historia.
La gente vamos llevando el ADN de nuestra historia en lo más recóndito de nuestro ser. Somos bibliotecas vivas… algunas son muy grandes y cultas y hermosas, llenas de tesoros, secretos y sorpresas y otras contienen un par de datos que quedarán tirados en los suelos fríos de su recinto, son hojas que no han sido escritas y resguardadas con amor y que salen volando por las ventanas abiertas de un corazón que olvidó que tenía la oportunidad de vivir intensamente y que lo más importante es que olvidó que tenía una misión y esa era influir positivamente en el mundo y preservar su propia historia!
Si está buscando un escritor por encargo para su biografía o sus memorias, su libro de empresa, o el relato de sus experiencias, ha llegado al sitio correcto.
Las experiencias de su vida son mensajes de sabiduría y serán por mucho, lo más valioso que le puede dejar a sus hijos y nietos.
Katia Schkolnik
Por siglos, la sabiduría, las historias y las tradiciones han pasado de generación en generación…
Desafortunadamente, las nuevas generaciones no tienen mucho interés en su historia familiar.
Cuando veo a la gente totalmente desinteresada o ignorante de sus tradiciones, me pregunto ¿Qué pasará con estos jóvenes que mañana serán adultos con hijos y te hablarán de cosas materiales pero su corazón quedará vacío?
Veo familias en la que los abuelos han muerto, y con ellos se han ido los secretos, las memorias, la belleza del pasado, de sus olores y costumbres.
Los padres no saben contar historias, no quieren perder tiempo en rememorar su pasado, no quieren molestar a sus hijos con cosas que ya sucedieron, desafortunadamente, están invitando al olvido a vivir en sus hogares…
Como estos padres olvidan, hacen creer a sus hijos que está bien olvidar, y entonces las tradiciones se pierden, las comidas y los olores desaparecen, las fechas importantes y los logros que con tanto esfuerzo llegaron a obtener, quedan olvidados por siempre.
La ignorancia y la indiferencia en lo realmente importante se vuelven parte de su vida. Las cosas materiales, el no pensar, no observar, no detenerse a escuchar, es ahora una prioridad.
A mi… que me encanta la historia, que llevo a mi familia en todo lo que hago, me da tristeza la gente sin historiaDSC07167, es gente fría sin tradiciones, sin sensibilidad ni memoria. Si ellos han dejado morir el recuerdo de sus padres, no podrán esperar que sus hijos los recuerden tampoco a ellos, y para sus nietos serán solo un vago recuerdo, y ellos un día serán fantasmas sin vida ni historia.
La gente vamos llevando el ADN de nuestra historia en lo más recóndito de nuestro ser.
Somos bibliotecas vivas… algunas son muy grandes, cultas e interesantes, llenas de tesoros, secretos y sorpresas y otras contienen un par de datos que quedarán tirados en los suelos fríos de su recinto, son hojas que no han sido escritas y resguardadas con amor y que salen volando por las ventanas abiertas de un corazón que olvidó que tenía la oportunidad de vivir intensamente y que lo más importante es que olvidó que tenía una misión y esa era influir positivamente en el mundo y preservar su propia historia!
Haz tu biografía o tus memorias, el libro de tu empresa, o el relato de sus experiencias.
¡Has llegado al sitio correcto!
Las experiencias de tu vida son mensajes de sabiduría y serán por mucho, lo más valioso que les puede dejar a tus hijos y nietos.